Estructura del PELO

Estructura del Cabello

Dado que todo pelo está compuesto por los mismos “ingredientes" y comparte la misma anatomía, ¿por qué existe una variedad tan rica de tipos o estructuras de pelo? La estructura o tipo de pelo no es solo la base sobre la cual preparas tu estilo, es también esencial para entender las necesidades de tu pelo y qué tipo de cuidado y productos debes usar para mantenerlo lindo y saludable. Cada tipo de hebra requiere ingredientes específicos, absorbe y reacciona a la fórmula aplicada al pelo de una manera singular.

¿Qué elementos definen la estructura del pelo?

Ya sea fino, mediano a grueso, rizado o teñido (recordando que los procesos químicos pueden cambiar radicalmente la estructura del pelo con el que una persona nació), la estructura del pelo depende de tres factores: las propiedades de la superficie, el grado de rizado o grado de curvatura y el diámetro de la fibra capilar.

Factor 1: La superficie

Cuando investigadores y estilistas comentan sobre las propiedades superficiales del pelo, básicamente están refiriéndose al hecho de que esté químicamente tratado (independientemente del tratamiento) o sea virgen. Cuando el pelo se tiñe, se alisa químicamente o tiene permanente, su capa acondicionadora natural, que está compuesta por una capa pequeña de ácidos grasos protectores, también conocida como capa F, se elimina, lo cual afecta la estructura del pelo. La capa F actúa como un impermeable para la hebra capilar, por lo tanto cuando se elimina esta capa, el pelo ya no tiene su impermeable protector, lo que explica por qué las estructuras del pelo teñido o con otro tratamiento químico absorben agua como una esponja. Cuando está húmedo, el cabello teñido puede aumentar su peso hasta un 200%, mientras que el pelo virgen aumenta su peso sólo entre un 12 y un 18%. La capa F también es responsable de mantener la cutícula suave, que es lo que permite que el pelo refleje luz y brillo. Es por eso que el pelo con tratamiento químico con frecuencia luce opaco y apagado, a menos que se cuide con un régimen de acondicionador superior.

Factor 2: La Curvatura

La curvatura del pelo es el término que utilizan los científicos para referirse al grado de rizado de una hebra capilar. A medida que el grado de rizado aumenta, otras propiedades de la fibra, como el diámetro, pasan a ser menos decisivas para la apariencia final que el pelo tendrá y cómo se va a comportar con el clima y la rutina. Cada fibra capilar rizada tiene un estándar de crecimiento natural único y puede retorcerse y girar en múltiples direcciones. El rizado puede variar entre rizos bien definidos naturalmente y otros en los que la fibra tiene un estándar propio y diferente de rizo, dejando un aspecto más "alborotado". Mientras que muchas mujeres con estructura de pelo liso frecuentemente buscan más volumen y diferenciación en el peinado, haciéndose ondas o alisado, las mujeres de pelo rizado procuran domar el volumen de su pelo. (Encuentra más artículos sobre la ciencia del cabello)

Factor 3: El diámetro: ¿tus pelos son gruesos, medios o finos?

Para que una fibra capilar sea considerada gruesa o fina, se mide su diámetro, independientemente de la cantidad de hebras que una persona tenga en el pelo. El diámetro del cabello humano varía entre 15 micrones (muy fino) y 170 micrones (extremadamente grueso), siendo entre 60 y 110 micrones el diámetro de la raíz en el cuero cabelludo. El diámetro del pelo tiene un impacto significativo en cómo puedes peinar tu pelo. Cuanto más grueso sea el pelo, por ejemplo, mayor es la probabilidad de que adquiera frizz y se sienta áspero, por eso es esencial usar productos altamente hidratantes. En contrapartida, una estructura muy fina de pelo, al ser muy lisa y flexible, difícilmente mantiene un peinado o estilo creado por mucho tiempo, tendiendo a regresar a su estado liso natural.